Revisión parcial de la “Notificación sobre Residentes”
 

Revisión parcial de la “Notificación sobre Residentes”

Abirl de 2006
Ministerio de Justicia
Dirección General de Inmigración

El día 29 de marzo de 2006, el Ministerio de Justicia del Japón revisó parcialmente “Disposición que establece los estatus que aparecen en la sección inferior de “Residentes”, del Cuadro Anexo 2, de la Ley sobre el Control de Inmigración y Reconocimeinto de la Categoría de Refugiado, de acuerdo con el Artículo 7.1.2. de dicha Ley” (Notificación sobre Residentes). Al considerarse que hay considerable número de delitos y crímenes cometidos por los que tengan el estatus de estadía autorizada de “Residente” y que se incrementa la preocupación por la seguridad entre los ciudadanos japoneses debido a la comisión de graves crímenes por parte de extranjeros residentes tras entrar al Japón con el estatus de estadía autorizada de “Residente” en calidad de descendientes japoneses, el Ministerio de Justicia decidió exigir un nuevo requisito de “tener buena conducta” entre los requerimientos para que un(a) descendiente japonés(a) o sus parientes puedan obtener el estatus de estadía autorizada de “Residente”.

La Notificación Revisada se aplicará a partir de un mes después de su promulgación, el día 29 de abril. A continuación, viene el resumen de dicha Revisión: (En cuanto a la “Notificación sobre Residentes” Revisada, véase el documento anexo ).

  1. Revisión de la “Notificación sobre Residentes”

    (1) Las siguientes personas que quieran entrar al Japón con el estatus de estadía de “Residente”, deberán tener buena conducta:

    • Descendiente japonés(a)
    • Hijo(a) verdadero(a) de minoría de edad y soltero(a) de un(a) descendiente japonés(a)
    • Cónyuge de un(a) descendiente japonés(a)
    • Hijo(a) verdadero(a) de minoría de edad y soltero(a) de la(el) cónyuge de un(a) descendiente japonés(a)

    (2) Entre los descendientes japoneses, en cuanto a los extranjeros que quieran entrar al Japón con el estatus de estadía de “Residente” como aquellos japoneses que tuvieron que quedar en China tras La Segunda Guerra Mundial y sus parientes, se les establece un reglamento específico, sin exigirles el requisito adicional de “tener buena conducta”, al considerarse la necesidad de continuar la promoción de su retorno fluído a la patria de los mismos.

    (3) Los extranjeros que quieran entrar al Japón con el estatus de estadía de “Residente” como descendientes japoneses y sus parientes deberán presentar el Certificado sobre Antecedentes Policiales, emitido por la institución competente de su país de origen.

    Nota: Por ejemplo, se considerarán como “Certificado sobre Antecedentes Policiales, emitido por la institución competente de su país de origen” los siguientes documentos:

    • En caso de Brasil: Respectivo Certificado de Antecedentes Criminais que emite la Policia Federal y la Policía Civil del Estado donde residía la persona en cuestión.
    • En caso de Perú: Certificado de Antecedentes Policiales que emite la Policia Nacional de Perú, a través de la Dirección Criminalística, División de Identificación Criminalística, Departamento de Expedición de Certificados de Antecedentes Policiales.
    • En caso de Filipinas: Documento denominado “PNP DI Clearance” que emite The Philippine National Police y el “NBI Clearance” emitido por National Bureau of Investigation.

    (4) Cuando los documentos presentados demuestren que la persona ha infringido la legislación de otros países fuera del Japón y que han sido condenada a las penas de trabajos forzados, prisión, multa u otros castigos correspondientes a dichas penas, excepto las multas debido a los delitos correspondientes a la infracción de la Ley de Circulación Vial del Japón, no se le considerará de “conducta buena”. No obstante, se quedarán como excepción los siguientes casos:

    ① Cuando hayan transcurrido diez años desde el día que se cumplió la ejecución de las penas como trabajos forzados, prisión u otros castigos correspondientes a dichas penas.

    ② Cuando hayan transcurrido diez años desde el día que obtuvo la remisión de las penas como trabajos forzados, prisión u otros castigos correspondientes a dichas penas.

    ③ Cuando, después de que le declarasen la suspensión del cumplimiento de la sentencia de trabajos forzados, prisión u otros castigos correspondientes a dichas penas o una disposición similar a esto, haya transcurrido el período de dicha suspensión del cumplimiento de la sentencia o el período correspondiente al mismo.

    ④ Cuando hayan transcurrido cinco años desde el día que se cumplió la ejecución de la pena de multa u otros castigos correspondientes a dicha pena.

    ⑤ Cuando hayan transcurrido cinco años desde el día que obtuvo la remisión de la pena de multa u otros castigos correspondientes a dicha pena.

    (5) En caso de que haya residido en el Japón y que haya sido condenado a las penas de trabajos forzados, prisión o multas por violar la legislación japonesa en dicha estadía, con la excepción de multas por la infracción de la Ley de Circulación Vial, tal persona no será considerada como de “buena conducta”.

    (6) Aun cuando no tenga antecedentes policiales, si está bajo la disposición de custodia conforme a la Ley de Menores, o cuando existan circunstancias especiales que no permitan pensar que tenga “buena conducta” repitiendo actos transgresivos u otras cosas, dicha persona no será considerada como de “buena conducta”.

  2. Examen del requisito de “Tener Buena Conducta” en la solicitud de Autorización de Renovación del Período de Residencia y otros casos similares

    (1) Cuando los extranjeros que residen en el Japón con el estatus de estadía de “Residente” como descendientes japoneses o sus parientes quieran renovar el período de residencia, o cuando los extranjeros que residen en el Japón con el certificado de “Estadía de Corto Plazo” y otros similares quieran cambiar su estatus de estadía autorizada al de “Residente” como descendientes japoneses o sus parientes, también deberán presentar un certificado de antecedentes policiales anteriores a la entrada al Japón, emitido por las autoridades del país de origen (Véase los apartados 1. (3) Nota y 1. (4) ).

    (2) En cuanto a los antecedentes penales que tenga uno durante la permanencia en el Japón, también se le tratarán al igual que en los casos referidos en los apartados 1. (5) y 1. (6).

    (3) En caso de que uno salga del Japón con la Autorización de Re-entrada al Japón y que permanezca más de tres meses en su país de origen u otros casos similares, se le exigirá la presentación de un certificado de antecedentes policales emitido por una institución competente del país de origen.

  3. Fecha de aplicación y otros

    La “Notificación sobre Residentes” Revisada se aplicará a partir de un mes después de su promulgación, el día 29 de abirl. En cuanto a aquellas personas que ya tengan recibido el Certificado de Reconocimiento del Estatus para la Residencia o el visado antes de dicha fecha de aplicación, no necesitarán presentar un certificado de antecedentes policiales en el momento de la solicitud de desembarco al Japón, ya que para su examen se le aplicará la Notificación sobre Residentes vigente antes de dicha Revisión.

“Disposición que establece los estatus que aparecen en la sección inferior del “Residentes”, del Cuadro Anexo 2, de la Ley sobre el Control de Inmigración y Reconocimeinto de la Categoría de Refugiado, de acuerdo con el Artículo 7.1.2. de dicha Ley” (Notificación del Ministerio de Justicia Núm. 132 del año 1990).

Nota: Se trata del reglamento posterior a la revisión mediante la “Disposición que revisa parcialmente la Disposición que establece los estatus que aparecen en la sección inferior del: “Residentes”, del Cuadro Anexo 2, de la Ley sobre el Control de Inmigración y Reconocimeinto de la Categoría de Refugiado, de acuerdo con el Artículo 7.-1.2. de dicha Ley” (Notificación del Ministerio de Justicia Núm. 172 del año 2006).
El subrayado indica la parte revisada.

De acuerdo con la Ley sobre el Control de Inmigración y Reconocimiento de la Categoría de Refugiado (Decreto ley Núm.319 del año 1951. En adelante se denominará “la Ley”), el Artículo 7.1.2., los estatus que previamente quedan establecidos en la sección inferior del: “Residentes”, del Cuadro Anexo 2 de la Ley son los siguientes:

  1. Con relación a los refugiados indochinos que permanecen temporalmente en países asiáticos y que satisfagan alguna de las siguientes condiciones:
    1. Cónyuge, padres o hijos de un(a) japonés(a), o parientes de un(a) japonés(a) o de un(a) extranjero(a) que resida legalmente en el Japón, siempre que tengan la posibilidad de ayuda mutua (incluyendo hijos adoptivos).
    2. Los que satisfagan alguna de las siguientes condiciones, además de tener un fiador seguro o considerable seguridad de obtener trabajo con que mantenerse en el Japón, y sus cónyuges, padres, hijos u otros parientes que les acompañen, siempre que puedan ayudarse mutuamente:
    3. (1) Los que hayan sido empleados en establecimientos diplomáticos del Japón o empresas japonesas establecidas en el exterior durante un período respetable.

      (2) Los que hayan permanecido legalmente en el Japón como “Estudiante”, “Aprendiz” u otros estatus similares durante un período respetable.

      (3) Los que hayan sido empleados personalmente por japoneses durante un período respetable.

      (4) Los que hayan aprendido el japonés, técnicas profesionales, Judo, etc. con expertos japoneses o jovenes voluntarios enviados por JICA durante un período respetable en centros de capacitación técnica u otros centros similares, establecidos con la ayuda del Gobierno Japonés o instituciones gubernamentales del Japón.

      (5) Además de los referidos en los Incisos mencionados más arriba (1), (3) y (4), los que hayan trabajado conjuntamente con japoneses o bajo la dirección e instrucción directas de japoneses durante un período respetable.

      (6) Los que tengan adaptabilidad a la sociedad japonesa con capacidad de comunicación en japonés u otras facultades.

    4. Los que tengan a alguien que les acoja de buena voluntad, apropiado para ser su tutor durante un largo tiempo.
  2. Con relación a los vietnamitas residentes en el Vietnam que, conforme al Memorando de Acuerdo firmado entre la Oficina del Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados y la República Socialista de Vietnam, fechado en el 30 de mayo de 1979, quieran entrar al Japón para reencontrarse con sus parientes, además de vivir como buenos ciudadanos y corresponder a alguna de las siguientes condiciones:
    1. Cónyuge, padres o hijos de un(a) japonés(a) (incluyendo hijos adoptivos).
    2. Cónyuge, padres o hijos (incluyendo hijos adoptivos) menores de un(a) extranjero(a) que resida legalmente en el Japón, siempre que tengan la posibilidad de ayuda mutua.
    3. Parientes que acompañen a los referidos en dichos Incisos A o B y que deberían ser admitidos para embarcar al Japón, especialmente desde el punto de vista de los derechos humanos por su composición familiar, pero siempre se limitará a aquellos casos en que haya posibilidad de ayuda mutua.
  3. Con relación a los hijos verdaderos de uno(a) que haya nacido como hijo(a) de un(a) japonés(a) (excepto los correspondientes al II o al VIII más arriba) y que “tengan buena conducta”.
  4. Con relación a los hijos verdaderos de hijos verdaderos de uno(a) que haya nacido como hijo(a) de un(a) japonés(a) y que haya tenido el domicilio legal en el Japón como nacional japonés(a) (excepto los correspondientes al Numeral anterior III o al VIII) y que “tengan buena conducta”.
  5. Con relación a los que satisfagan alguna de las siguientes condiciones (excepto los correspondientes a los apartados de I a IV o al VIII) :
    1. Uno(a) que resida en el Japón con el estatus de estadía de “Cónyuge de un(a) Japonés(a)” y que sea cónyuge de uno(a) que haya nacido como hijo(a) de un(a) japonés(a).
    2. Cónyuge de uno(a) que reside con un estatus de estadía autorizada de “Residente” que le permita permanecer un año o más tiempo (excepto los que hayan recibido, o bien el permiso de desembarco al Japón, o bien autorización de cambio de estatus de residencia, o bien la autorización de obtención del estatus de residencia como alguien que tiene alguno de los estatus referidos en el apartado III o el IV, al igual que los que hayan recibido el permiso de desembarco al Japón como persona referida en este apartato, pero que hayan divorciado durante la estadía correspondiente).
    3. Cónyuge, con “buena conducta”, de uno(a) que resida con un estatus autorizada de “Residente” que le permita permanecer un año o más tiempo, tras recibir, o bien el permiso de desembarco al Japón, o bien autorización de cambio de estatus de residencia, o bien la autorización de obtención del estatus de residencia como alguien que tiene alguno de los estatus referidos en el apartado III o el IV (Excepto los que hayan recibido el permiso de desembarco al Japón como persona referida en este apartado, pero que hayan divorciado durante la estadía correspondiente).
  6. Con relación a los que satisfagan alguna de las siguientes condiciones (excepto los correspondientes a los apartados de I a IV o al VIII) :
    1. Hijo(a) verdadero(a) de minoría de edad y soltero(a) de los que vivan bajo la manutención, o bien de un(a) japonés(a), o bien de uno que resida con un estatus de “Residente Permanente”, o bien de un residente permanente especial que determina la “Ley Excepcional sobre el Control de Inmigración de los que Se Han Separado de la Nacionalidad Japonesa según el Tratado de Paz con el Japón (Ley Núm. 71 del año 1991)” (En adelante se denominará “Residente Permanente Especial”).
    2. Hijo(a) verdadero(a) de minoría de edad y soltero(a) de los que vivan bajo la manutención de uno(a) que resida con un estatus de “Residente” que le permita permanecer un año o más tiempo (excepto el que haya recibido, o bien el permiso de desembarco al Japón, o bien autorización de cambio de estatus de residencia, o bien la autorización de obtención del estatus de residencia como alguien que tiene alguno de los estatus referidos en el apartado III, el IV o el V-C).
    3. Hijo(a) verdadero(a) de minoría de edad y soltero(a), con “buena conducta”, de los que vivan bajo la manutención de uno(a) que resida con un estatus de “Residente” que le permita permanecer un año o más tiempo, tras recibir, o bien el permiso de desembarco al Japón, o bien autorización de cambio de estatus de residencia, o bien la autorización de obtención del estatus de residencia como alguien que tiene alguno de los estatus referidos en el apartado III, el IV o el V-C.
    4. Hijo(a) verdadero(a) de minoría de edad y soltero(a) de los que vivan bajo la manutención de la(el) cónyuge, o bien de un(a) japonés(a), o bien de uno(a) que resida con el estatus de “Residente Permanente”, o bien de un(a) Residente Permanente Especial, o bien de uno(a) que resida con el de estatus de “Residente” que le permita permanecer un año o más tiempo, al tiempo de que dicho(a) cónyuge resida con el estatus autorizada de estadía de “Cónyuge de un(a) Japonés(a)” o el de “Cónyuge de un(a) Residente Permanente”.
  7. Con relación a los hijos adoptivos con una edad menor de los seis años, de los que vivan bajo la manutención de uno(a) que satisfaga alguna de las siguientes condiciones (Excepto los correspondientes a los apartados del I al IV, el VI o el VIII):
    1. Un(a) Japonés(a).
    2. Uno(a) que resida con el estatus de estadía de “Residente Permanente”.
    3. Uno(a) que resida con el estatus de “Residente” que le permita permanecer un año o más tiempo.
    4. Residente Permanente Especial
  8. Con relación a los que satisfagan alguna de las siguientes condiciones:
    1. Los que, bajo un desorden que había en el territorio chino después del día 9 de Agosto de 1945, hayan permanecido en tierras chinas desde antes del día 2 de Septiembre del mismo año sin regresar al Japón, al tiempo de tener el domicilio legal en el Japón como nacional japonés(a) en dicha fecha.
    2. Los que permanezcan en tierras chinas, tras nacer en el territorio chino después del día 3 de Septiembre de 1945, siendo padres suyos los referidos en el apartado antes A.
    3. Los que correspondan a lo que estipula el Reglamento Ejecutivo para la Ley sobre la Promoción del Retorno Fluido de los Japoneses Permanecidos en China tras La Segunda Guerra Mundial y la Asistencia para su Autonomía después de su Retorno (Decreto Ministerial de Sanidad Núm. 63 del año 1994), mediante el Artículo 1.1 o 2, o el Artículo 2.1. o 1.
    4. Parientes de un(a) japonés(a) permanecido(a) en China que determina la Ley sobre la Promoción del Retorno Fluido de los Japoneses Permanecidos en China tras La Segunda Guerra Mundial y la Asistencia para su Autonomía después de su Retorno (Ley Núm. 30 del año 1994), mediante el Artículo 2.1. y que resida en el Japón por la medida de retorno permanente a la patria, como estipula el apartado 3 de dicho Artículo (En adelante se denominará “Japonesés(a) Retornado(a) de China al Japón”), que entren al Japón para compartir la vida con dicho(a) Japonesés(a) Retornado(a) de China al Japón y que satisfagan alguna de las siguientes condiciones:
      1. Cónyuge
      2. Hijo(a) verdadero(a) menor de los veinte años, siempre que no tenga cónyuge
      3. Hijo(a) verdadero(a) sin cónyuge, que tenga dificultad considerable que le impida la vida diaria o social y que viva a base de la manutención otorgada por un Japonesés(a) Retornado(a) de China al Japón o su cónyuge.
      4. Hijo(a) verdadero(a) y cuando el(la) mismo(a) Japonesés(a) Retornado(a) de China al Japón declare que dicho hijo(a) verdadero(a) sea la persona más apropiada para convivir en el Japón y otorgarle manutención necesaria para promover su autonomía temprana y una vida estable después del retorno a la patria, siempre que dicho(a) Japonés(a) tenga cincuenta y cinco años o más de edad o dificultad considerable que le impida la vida diaria o social.
      5. Cónyuge de la persona referida en el Inciso antes (iv).
    5. Hijo(a) adoptivo(a) o hijo(a) que tenía la(el) cónyuge antes de casarse, o bien de los que convivan con alguno de los referidos en los apartado de A a C desde antes de cumplir seis años de edad (Se incluyen los casos de vivir temporalmente separados de ellos por causa educacional u otras, y esto se aplicará también en la siguiente condición), además de recibir la manutención de los mismos, o bien de los que hayan convivido continuamente con alguno de los referidos en los apartados de A a C desde antes de cumplir seis años de edad hasta contraer matrimonio o comenzar a trabajar, además de recibir la manutención de los mismos.